A paso mudá

 

Broche de Oro en la Calle Feria para decir adiós al ciclo glorioso Hispalense, la hermandad se ponía en marcha a las siete y cuarenta y cinco cuando el cielo comenzaba a oscurecerse, gran expectación en la salida y numeroso público el congregado a las afueras de la Parroquia de Omnium sanctorum. Eran los inconfundibles sones de la Banda del Maestro Tejera los encargados del acompañamiento musical de la virgen y su capataz Antonio Santiago.

La virgen lucia en esta ocasión su manto rojo del Siglo XVIII una pieza anónima, bordada en oro a realce y que fue transformado en el taller de Esperanza Elena Caro en 1.939 y restaurado en 1.990 por el Taller Isbilia.




Joaquín Galán


Galería fotográfica de Joaquín Galán:













Publicar un comentario Blogger

 
Top