A paso mudá

 



Este pasado día uno de Noviembre festividad de los Santos Difuntos y como es tradición se celebró el Rosario de la Aurora de la Hermandad de Monte-Sión. En esta ocasión la dolorosa de la Calle Feria cruzo el puente de Triana para ir a visitar a la Hermandad de la Estrella con la que está fuertemente vinculada.

El cortejo inició su recorrido a las seis y cuarto de la mañana, muy temprano llegando a San Martin tirando por la Calle Cervantes que ya nos regaló la primera estampa inolvidable del día cuando la Virgen del Rosario pasaba por el bello azulejo del Señor de Sevilla que se encuentra en dicha calle.
Esta llegaba con las claritas del día, teniéndose el cielo de azul añil a la Campana, recreando una madrugá inédita soñada, nunca vista, como si fuera el mismo palio de las Angustias Gitana entrando en la cerrera oficial, seguía hacia la Magdalena por el recorrido a la inversa que realiza Triana, ya por Reyes Católicos avanzaba la luz del día, siendo en el puente de Triana cuando le daban los primeros rayos de sol, la primera vez que venía la imagen a cruzar el puente, no es lo habitual, las imágenes Trianeras los cruzan hasta Sevilla, esta vez venia Sevilla a Triana.

A la virgen la recibía en el altozano la Hermandad de la estrella con su escolanía de niños cantores, tras la virgen estuvo el coro de Campanilleros de Amigos de la Navidad, y si publico hubo durante todo el recorrido, más aun hubo en Triana que estuvo muy arropada durante todo su recorrido. La entrada en la capilla de la Estrella fue muy emotiva y el templo estaba a rebosar, la virgen fue vuelta y colocada en la capilla lateral para la homilía, allí frente a frente estuvieron Estrella Y Rosario, sin duda un recuerdo para la historia de la ciudad.
Joaquín Galán

Galería fotográfica de Joaquín Galán:


































Publicar un comentario Blogger

 
Top