A paso mudá

 

El traslado de Las Penas de San Vicente en la oscuridad de su templo marca un punto de inflexión hacia la Cuaresma, como cada año el primer viernes después de la Epifanía el Señor de Las Penas realiza este piadoso acto en unas andas con cuatro hachones y con la túnica bordada por Amadeo Arias Jiménez  que luciera la pasada Semana Santa portado por hermanos y acompañado por esto con cirios abriendo el cortejo la cruz de guía de la propia hermandad, todo esto a la luz de la velas solo interrumpido por algún flash y de fondo canticos a órgano entre los que pudimos oír temas dedicados a la corporación del Lunes Santo.

Es un traslado que dura poco pero que parece se prolonga en el tiempo que nos hace sentir cerca de esa tarde cuando la luz cae y entre naranjos vemos al Señor ir hacia destino, un acto que sin duda nos acerca al tiempo de contemplación que es la cuaresma entre sonidos de Antonio Pantión. El Señor de las Penas esta esta semana de Quinario desde el 13 hasta el 17 de enero siendo su función Principal de Instituto el  domingo 18 de enero oficiada por Marcelino Manzano Vilches, párroco de San Vicente, director espiritual de las Penas.

Joaquín Galán.







Galería Fotográfica Joaquín Galán:




Publicar un comentario Blogger

 
Top