A paso mudá

 




En la tarde de ayer 24 de mayo, festividad de María Auxiliadora se vivieron unos momentos de incertidumbre que quizás no se recuerden en mucho tiempo ya que la lluvia hizo acto de presencia en tal especial jornada. La procesión de María Auxiliadora de Nervión  discurría por la calle Igueldo en el momento en que le caía una lluvia de pétalos, y que en ese momento también se tornaba en agua, lo cual hizo descomponerse al cortejo viviéndose momentos tensos.

Rápidamente se optó por refugiarse en la capilla de la Hermandad del Sol anexa a la iglesia de San Diego de Alcalá, donde reside la corporación del Sábado Santo, un cortejo amplia con números niños y que esta ocasión portaban a San Juan Bosco en un paso y no en andas como se venía haciendo. Lo cual hizo aún más complicado la labor  de refugiar los pasos y organizar la comitiva.

Una comitiva que en esta ocasión optaba por visitar el Barrio del Plantinar  en vez de ir hasta la residencia de San Juan de Dios, no obstante les une una gran vinculación con la Hermandad del Sol ya que cuando era una hermandad de gloria hacia su salida desde el colegio de las Salesianas de Nervión, y el destino ha querido que esta se refugiase en su ahora capilla propia, la lluvia les se unió al Sol.



Joaquín Galán.




Galería fotográfica Joaquín Galán:











Publicar un comentario Blogger

 
Top