A paso mudá

 




El Señor de la Cena le confiere al Corpus de Sevilla si cabe aún más interés a una celebración que se convierte en uno de los días grandes de la ciudad. Como cada año el Señor de la cena se incorporaba al corpus saliendo en el paso de la Humidad a las seis y media de la mañana, en contadas ocasiones lo ha hecho con el Misterio al completo, para instalarse en el Palacio Arzobispal a modo de altar.

La vuelta sucede poco después de que acabe de pasar el Corpus a eso de la una de la tarde con la Banda de Cornetas y Tambores de las Cigarreras como ocurre el domingo de Ramos, una hermandad de la Cena que participa activamente en el Corpus ya que también contribuyo al montaje del alatar en la Calle Sierpes en la Librería San Pablo, recibiendo a la custodia con una petalada.

Joaquín Galán.




Galería fotográfica Joaquín Galán:







Publicar un comentario Blogger

 
Top