A paso mudá

 





La Orden Seglar de los Siervos de la Bienaventurada Virgen María Dolorosa que radica en la Real Iglesia del Divino Salvador de la Sevillana localidad de Carmona ha realizado su Vía Crucis de Cuaresma con la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Divina Misericordia y que para esta ocasión vestía una túnica realizada en sarga de color blanco, además este no abrazaba la cruz como lo hace normalmente al igual que el Silencio de Sevilla, sino que la portaba a hombros.


Esta nueva vestidura se realizado siguiendo la iconografía fijada por las revelaciones a Santa Faustina Kowlska quien es impulsora de la devoción a la Divina Misericordia, habiendo sido este año declarado Año Jubilar de la Misericordia como es sabido, de ahí que la corporación del Viernes de Dolores vistiese a su Cristo de esta forma para la ocasión y de forma excepcional.


La visión que tuviera Santa Faustina era la siguiente: "Al anochecer mientras estaba en mi celda, vi al Señor Jesús vestido con una túnica blanca. Tenía una mano levantada para bendecir y con la otra tocaba la túnica sobre el pecho. De la túnica entreabierta en el pecho, salían dos rayos grandes: uno rojo y otro pálido. En silencio, atentamente miraba al Señor, mi alma estaba llena de temor, pero también de gran alegría. Un momento después, Jesús me dijo: Pinta una cuadro según el modelo que ves, y firma: Jesús, en Ti confío.(...) Diario de Santa Sor Faustina, 22 de febrero de 1931.


Sobre el color blanco de la túnica de Jesús también se hace referencia de ella por parte del Evangelista Juan, cuando describe como vestía Jesús cuando llegó al Calvario «Los soldados, después que crucificaron a Jesús, tomaron sus vestidos, con los que hicieron cuatro lotes, un lote para cada soldado, y la túnica. La túnica era sin costura, tejida de una pieza de arriba abajo. Por eso se dijeron: "No la rompamos; sino echemos a suertes a ver a quién le toca". Para que se cumpliera la Escritura: "Se han repartido mis vestidos, han echado a suertes mi túnica"» (Jn 19,23-24).


Por otra parte la túnica se ha confeccionado inspirada en cómo es descrita esta por los distintos escritos «tejida de una pieza de arriba abajo», relacionada directamente con la que vestía el sumo sacerdote en el día que realizaba la ofrenda en el Santuario. En cuanto a la imagen del de la Divina Misericordia, esta no procesiona con la virgen el Viernes de Dolores pero si lo hace en Vía Crucis, siendo una talla a semejanza del Gran Poder de Juan de Mesa obra moderna realizada por imaginero Jesús Iglesias, de 1998.

El cortejo se ponía en marcha a las seis de la tarde, realizando este año la imagen estación piadosa en los conventos de las Hermanas de la Cruz, Santa Clara y el de las Agustinas Descalzas entrando en el mismo y habiendo sido el itinerario: Plaza Cristo Rey, Los Galindos, Costanilla, Hermana Lucía, Hermanas de la Cruz, General Freyre, Fermín Molpeceres, Torno, Santa María de Gracia, entrando en la iglesia Conventual de las Agustinas Descalzas en torno a las ocho menos cuarto de la noche, en donde tras la finalización del Vía Crucis la imagen quedaba expuesta en Besapiés.




Joaquín Galán.


Galería fotográfica Joaquín Galán:























Publicar un comentario Blogger

 
Top