A paso mudá

 



El pasado domingo 6 de marzo, tras la finalización del Besapiés al cristo de la Salud, el viejo arrabal sevillano de San Bernardo presenciaba la subida al paso del crucificado. Esta imponente imagen barroca de Andrés Cansino, esperaba la llegada del paso en el altar mayor de su parroquia mientras este se trasladaba desde la cercana casa hermandad.

El paso, una vez llegado al interior del templo, avanzó en silencio y a oscuras por la nave central para colocarse a los pies del retablo de la Virgen del Refugio, la Virgen fue testigo de la subida de su hijo a su paso procesional. Los hermanos de esta corporación del Miércoles Santo portaron el Señor hasta la base del paso para que fuera subido con la ayuda de un mecanismo preparado para este traslado. Dos priostes esperaban subidos al paso para facilitar este trabajo.

Una vez terminado el acto, se rezó un padre nuestro en forma de saeta, y el paso avanzó por la nave central hasta colocarse al fondo de la iglesia frente a la puerta principal. Concluido el traslado, los costaleros movieron el paso de palio para colocarlo junto al del señor.

Joaquín Galán

Galería fotográfica de Joaquín Galán:


















Publicar un comentario Blogger

 
Top