A paso mudá

 


Como cada año y en el día se su onomástica la Virgen del Carmen de Santa Catalina salía desde la Iglesia de San Román, iglesia en la que está de forma temporal no habiendo podido realizar su salida desde su cercano templo, la iglesia de Santa Catalina, regreso que se dilata en el templo pero que cada vez parece más cercano. 

Esta pequeña y hermosa talla gloriosa obra de Gutiérrez Cano, procesiona bajo palio de orfebrería, la cual hacia su salida tras su Función Principal poco después de las nueve de la tarde noche, a las órdenes de Emilio Moreno Barragán y su equipo de auxiliares.

La procesión la abría la formación juvenil del Sol, la Banda del Varón de Dolores y tras la imagen gloriosa de la Virgen del Carmen estaba la Asociación Musical de la Algaba. La salida procesional concluía pasadas la una de la madrugada llegaba de nuevo al templo, repitiendo la difícil maniobra de la salida para entrar en el que fuera antiguo templo de la hermandad de Los Gitanos.

Joaquín Galán.

 
 
Galería fotográfica Joaquín Galán: 
















Publicar un comentario Blogger

 
Top