A paso mudá

 


El altar mayor de la Basílica de Santa María de la Esperanza Macarena fue engalanado de forma especial para celebrar el cincuentenario de la Basílica en lo que es un hecho histórico para celebrar tal efeméride de la que fue la primera Basílica Menor de Sevilla y que fuese bendecida por el Cardenal Bueno Monreal el 7 de octubre de 1966.

Por ello el pasado 7 de octubre el templo macareno lucia así, con el Señor de la Sentencia flanqueando a la Virgen a la parte izquierda del altar, y derecha de la dolorosa, luciendo la túnica juanmanuelina conocida como “la de cardos” realizada en 1881, en la parte derecha del altar podíamos ver a la Virgen del Rosario también luciendo manto rojo de Ojeda y más elevada en el centro del conjunto sobre una plataforma revestida de plata la Virgen de la Macarena con el manto cereza de Juan Manuel Rodríguez Ojeda de 1914 y la saya burdeos de Carrasquilla pudiéndose decir eso “entre Rosario y Sentencia …”

La priostía también utilizo elementos de talla del antiguo paso del Señor, así como de pináculos y los antiguos espejos del camarín de la Virgen, en definitiva, se ha montado un altar clásico con sabor dieciochesco empleando una ornamentación floral en tonos malvas, unificando la visión del conjunto y destacando a los titulares.

Joaquín Galán.


Galería fotográfica Joaquín Galán: 
 
 



Publicar un comentario Blogger

 
Top