A paso mudá

 


Durante el pasado fin de semana, los días sábado 22 y domingo 23, se ha realizado el Besamanos a la Virgen de Nuestra Señora de las Lágrimas de la hermandad del Jueves Santo de la Exaltación en la que es su sede habitual en los últimos años, la iglesia de San Román, ya que como es sabido la cercana iglesia de Santa Catalina permanece aún cerrada por obras.

La dolorosa se encontraba a los pies del altar mayor de la que en su día fuera la sede de los gitanos, tras la cual había montado un altar con el Simpecado del Rosario de Santa Catalina como pieza central y más elevado, el cual veremos en procesión el próximo día uno de noviembre saliendo desde esta misma iglesia, estando la dolorosa flanqueada por dos faroles cedidos por la hermandad de los Aceituneros de Utrera.

Joaquín Galán.


Galería fotográfica Joaquín Galán: 








Publicar un comentario Blogger

 
Top