A paso mudá

 



Como cada 12 de octubre, día de la Hispanidad, la patrona de costaleros y capataces hace su salida procesional desde la Real Parroquia de Santa Ana, pero este año no pudo ser debido a las inclemencias meteorológicas. La cofradía debía de ponerse en marcha a las siete y veinte de la tarde y aunque se esperó a ver si el tiempo aguantaba, finalmente y en vistas de la situación meteorológica a esa hora se decide suspender la salida.

Tal y como marcan las reglas la hermandad celebro el Santo Rosario en el interior del templo debido a la suspensión de la salida procesional, a la virgen le iban a acompañar musicalmente abriendo paso la Banda de las Tres Caídas de Triana y la del Maestro Tejera tras la Virgen. Este año el capataz asignado para guiar el paso era Francisco Javier Díaz Espinosa quien es en la actualidad capataz de la Virgen de Guadalupe de la hermandad de las Aguas, así como de la Virgen del Rosario, imagen letifica de la corporación del Lunes Santo y también de la Inmaculada Pura y Limpia del Postigo.


Como es sabido la hermandad de Madre de Dios del Rosario tiene la particularidad de nombrar cada año a un capataz diferente por el patronazgo concedido por el cardenal Bueno Monreal en 1955. Como requisito deben ser hermanos de la corporación y llevar al menos cinco años de capataz titular en una corporación de penitencia, también deben de solicitar hacer la salida y ser el hermano de más antigüedad que aún no haya realizado la salida.


Joaquín Galán.

 
Galería fotográfica Joaquín Galán: 
 
 


 



Publicar un comentario Blogger

 
Top