A paso mudá

 

 
 
La imagen letifica que saliera de la gubia de Fernández Andes en el año 1937 hacia su anual procesión por su feligresía yendo este año a visitar a la Hermandad de la Resurrección, llegando hasta su iglesia de San Santa Marina. Eran las siete de la tarde cuando se abrían las puertas de San Julián y a continuación la Banda de Cornetas y Tambores del Sol comenzaba a tocar sus sones encabezando el cortejo, dirigiéndose la comitiva en dirección a la Plaza del Pelicano por la calle Moravia.

Este año el estreno era la restauración y dorado del conjunto de orfebrería por orfebrería de Francisco Martín, así como la restauración y plateado del cuerpo de ciriales a cargo de Orfebrería San Juan, luciendo la Virgen un nuevo tocado de encaje de duquesa. Estando la corporación del Rosario acompañada de las representaciones de las Hermandades de Juan XXIII, el Rosario de La Macarena, Candelaria Madre de Dios, Carmen de Calatrava, Carmen de San Gil, San Hermenegildo, La Hiniesta y La Resurrección, así como del Delegado de Hermandades de Gloria, Eduardo Carrera.

Tras la Virgen un año más tocaba la Banda de Música Maestro Dueñas de El Puerto de Santa María de Cádiz, que en la primera levanta a pulso en el interior del templo tocaba la bella composición musical ‘Macarena’ de Emilio Cebrián Ruiz, siendo los capataces son José Manuel Díaz Rodríguez y Rafael García Gamero. Este año la imagen portaba el manto sobre raso crudo del año 2.007 obra de José Luis Benítez Moreno.

Joaquín Galán.


Galería fotográfica Joaquín Galán: 
 
 

 

 










Publicar un comentario Blogger

 
Top