A paso mudá

 


Tras un año sin poder disfrutar de ella, este año si pudo ser y vimos a las Virgen de las Nieves por las estrecheces del Barrio de Santa Cruz, la procesión daba comienzo desde Santa María la Blanca a las seis y media de la tarde, tomando el recorrido a la inversa de cómo suele hacerlo habitualmente es decir que pasaría por los jardines de Murillo primero y a la luz del día, siendo en la tarde del pasado domingo 16 de octubre la primera vez que la veíamos en la calle tras la restauración a manos de Pedro Manzano que realizara el pasado año.

Este año la imagen lucía una saya blanca de María Santísima del Rocío de la Hermandad de la Redención, quien su vestidor, José Antonio Grande de León ha adecuado perfectamente a la titular letifica de Santa María la Blanca. El paso iba exornado con nardos, alstroemerias, mini gerveras, státice, clavel, margarita euro y paniculata.

Esta es una de esas procesiones que nadie quiere perderse en especial por las difíciles y estrechas calles de un lugar con tanto encanto como es el Barrio de Santa Cruz, además fue a visitar como cada año el Convento de Las Teresas otro lugar especialmente emotivo, como lo es su paso por la Plaza de la Alianza, Plaza del Triunfo y Virgen de los Reyes en un recorrido de ensueño y que como año ponía la guinda musicalmente la Banda del Maestro Tejera, siendo su capataz como no el inconfundible Francisco Regera Aguilar con su buen hacer por tan difícil recorrido, además pudimos ver en la procesión al pregonero de la pasada Semana Santa Rafael González Serna, que tan vinculado esta al barrio.

Joaquín Galán.


Galería fotográfica Joaquín Galán: 
 
 

 








Publicar un comentario Blogger

 
Top