A paso mudá

 


El pasado uno de noviembre y tras no haber podido celebrar su salida el año pasado, la Virgen del Rosario de Santa Catalina volvía a recorrer las calles de su feligresía, eso sí, vuelve a salir un año más desde su exilio en San Román ya que Santa Catalina todavía permanece cerrada y en obras, aunque ya parece que pronto se va a volver al templo.

La hermosa talla del XVI salía a las seis y media de la tarde, en una jornada en la que ya se cambió la hora y cuando se acortan las noches y se acerca el invierno, la Virgen iba de nuevo acompañada musicalmente por la Asociación Musical de La Algaba, abriendo paso al cortejo la Banda del Varón de Dolores.

Este año el estreno a destacar era la terminación de la talla de la peana, la restauración del traje del Niño Jesús y el dorado del cetro procesional. Estando la corporación acompañada por representaciones de las Hermandades de Santa Lucía y La Exaltación, así como de la comandancia de la Marina.

Joaquín Galán.

Galería fotográfica Joaquín Galán: 








Publicar un comentario Blogger

 
Top