A paso mudá

 


El Señor de las Tres Caídas y la Virgen de la Esperanza ya se encuentran en Santa Ana en un traslado que si bien breve, fue intenso, un pequeño recorrido el que hizo la hermandad Sacramental de la Esperanza de Triana para llevar a sus titulares desde su Capilla de los Marineros a la Real Parroquia de Santa Ana, en donde tendrá lugar desde el próximo miércoles un Triduo Extraordinario con motivo del IV Centenario de la fusión de ambas hermandades, la del Señor de la Tres Caídas y la de la Virgen de la Esperanza.

Este traslado otoñal ha sido ejemplar, sobrio y en silencio con el rezo de los fieles, devotos y hermanos de la Esperanza de Triana, en el cual pudieron portar las andas la personas que lo desearon, como nota curiosa y a destacar la imagen del Niño Cristo Rey les aguardaba en el altar mayor de la parroquia preparado para la procesión de hoy domingo y que lamentablemente no pudo realizarse debido a las inclemencias del tiempo.

La corporación del viejo arrabal de Triana ponía rumbo a Santa Ana a las seis y media de la tarde cuando ya se atisbaban los aterciopelados azules tonos que preceden a la caída de la noche, con gran cantidad de gente en calle pureza y en los alrededores de Vázquez de Leca, el Cristo entraba en la parroquia las siete haciendo lo propio la Virgen a eso de las siete y veinte de la tarde noche, momentos antes la dolorosa recibió a las puerta de Santa Ana desde un balcón cercano una bella petalada, que arrancó los aplausos y las emociones contenidas de los allí presentes, pero siempre con mucha sobriedad y compostura.

El Señor lucía la túnica del taller de Santa Bárbara, con potencias de plata y la antigua cruz cuadrada de principios del siglo XX; Nuestra Señora de la Esperanza portaba la llamativa corona de Gabriel Medina, vestida de luto con la saya diseñada por Rodríguez Ojeda y un manto negro de vistas realizado por Javier Sánchez de los Reyes.

Tras estos cultos extraordinarios se celebrará una Misa Estacional de acción de gracias, presidida por el arzobispo D. Juan José Asenjo, regresándose en la mañana del domingo 27 a las 11:00 horas, por el siguiente itinerario: Vázquez de Leca, Pelay Correa, Santísimo Cristo de las Tres Caídas, Rodrigo de Triana, San Jacinto, Plaza del Altozano y Pureza. El cortejo estará formado por un máximo de 120 adultos y 20 niños iluminando al Señor y otros tantos delante de las andas de la Virgen.

Joaquín Galán.

 
Galería fotográfica Joaquín Galán: 
 
 

 



















Publicar un comentario Blogger

 
Top