A paso mudá

 


El Señor del Gran Poder ya preside el Altar del Jubileo de la Misericordia tras haber sido trasladado ayer a la Catedral de Sevilla en una jornada histórica para la ciudad, fiel a su idiosincrasia en punto y a su hora cuando el reloj de la Plaza de San Lorenzo marcaba las siete de la tarde se abrían las puertas de la Basílica, sin prisa, pero sin pausa la cofradía con 900 hermanos puso rumbo a la Catedral, cuando el silencio tomó este bello enclave urbanístico de la ciudad.

Veinticinco minutos después salía el Señor y el silencio era aún mayor, el paso comandado por los Villanueva se encaminó a saludar en San Lorenzo a la hermandad de la Soledad y la del Dulce Nombre, no siendo este el único saludo ya que también lo haría en la parroquia de San Andrés saludando a la hermandad de Santa Marta y un poco más adelante en la Capilla de San Andrés a los Panaderos, para posteriormente hacer lo mismo en la antigua Colegial del Salvador mostrando sus respeto a sus hermandades, Pasión, el Amor y las corporaciones de gloria.

Según informó el CECOP hubo más público que incluso en la Madrugá y con la excepción de la salida no hubo aforamiento alguno, en una jornada que salvo leves incidencias no habría ningún percance de destacar, demostrándose que la ciudad sabe estar a la altura de estos eventos sin necesidad de aforamientos ni vallados.

El Señor adelanto el ritmo debido a que la hermandad maneja un informe de riesgo de lluvia, de hecho, el paso entraría bajo el dintel de la puerta de Palos de la Catedral a las nueve y cuarenta minutos con veinte minutos de antelación lo cual resulto ser todo un acierto ya que poco más de una hora después comenzó a llover, lo cual pudo haber sucedido antes en cualquier momento.

Hoy viernes se puede visitar el paso en la Catedral hasta las dos de la tarde, presidiendo en la tarde del sábado 5 de noviembre, el Señor que realizara Juan de Mesa el Jubileo de las casi 600 Hermandades y Cofradías de la Archidiócesis. La ida a la Catedral ha tenido para los asistentes carácter de peregrinación, para ganar las indulgencias del Jubileo, en este Año Santo de la Misericordia que proclamara el Papa Francisco.



En principio la vuelta está prevista para las ocho de la tarde del sábado con entrada a la una y media de la madrugada, a la espera de las condiciones meteorológicas, destacando el discurrir por la Plaza Nueva a sones de la Banda Municipal, la visita al convento de las Hermanas de la Cruz y la llegada a la Capilla de Monte-Sión a los sones de la Banda de Música de la Cruz Roja, en la que sin duda será otra jornada para la histórica.

Joaquín Galán.


Galería fotográfica Joaquín Galán: 
 
 








































Publicar un comentario Blogger

 
Top