A paso mudá

 

 
El señor de las Tres Caídas de la Hermandad de la Esperanza de Triana ya se encuentra con su madre en la Capilla de Los Marineros tras el traslado de regreso desde Santa Ana que tuvo lugar en la tarde noche de ayer, 27 de febrero tras la misa de las ocho.

Como cada año el Señor navegó por un mar de fieles en Triana, sorteando una gran multitud que salió a recibirle por el corto trayecto que recorrió. El señor comenzaba a moverse por el interior de la Parroquia de Santa Ana poco antes de las ocho y media, recibido por los sones de la Banda de San Juan Evangelista en la Plazuela de Santa Ana.

La banda engarzo una marcha tras otra, entrando el Señor en torno a las nueve y cuarenta de la noche, poco más de una hora para que el vecino más viejo del antiguo arrabal trianero repartiera bendiciones por el barrio. Mañana, Miércoles de Ceniza y hasta el próximo viernes, el Cristo de la Esperanza de Triana estará más cerca que nunca entre sus vecinos en su anual Besamanos.

Joaquín Galán.



Galería fotográfica Joaquín Galán: 
 



















Publicar un comentario Blogger

 
Top