A paso mudá

 


Una vez concluidos los cultos anuales en honor a Nuestro Padre Jesús de la Salud la Hermandad de la Candelaria ha consagrado su Vía Crucis por las calles de su feligresía con el Señor con sus pequeñas y reconocibles andas doradas, que ya fueran ultimadas en el Vía Crucis de las Hermandades de Sevilla, y que forman una perfecta simbiosis con el Nazareno atribuido a Francisco de Ocampo.

Debido a las modificaciones de las nuevas normas diocesanas, la cofradía del Martes Santo no pudo llegar a la Parroquia de Santa Cruz, lugar en donde cada año se reza una de las estaciones del Vía Crucis. La nota musical la puso la Capilla Musical de la Banda de la Cruz Roja. Hay que destacar la participación en este culto externo de la corporación de Gloria de las Nieves, vecina de la Candelaria y con estrechos lazos entre ambas, así como la presencia del delegado del Martes Santo, Juan José Morillas Rodríguez.

Joaquín Galán.

Galería fotográfica Joaquín Galán:



















Publicar un comentario Blogger

 
Top