A paso mudá

 



Un Vía Crucis, medido, que salió a la perfección el presidido este año por el Señor de la Oración en el Huerto de la Hermandad de Monte-Sión, el cual adelantaba en unos minutos a la hora prevista, con una Plaza de Monte-Sión repleta de público con el camino rociada con romero y pétalos de flor en los primeros tramos del Viacrucis, en donde se pudieron oír varias saetas en la Calle Feria nada más salir el Señor.

En seguida este iba a visitar a las Hermandades que residen en la vecina San Juan de la Palma con la Virgen de la Amargura como telón de fondo, para momentos después visitar también el Convento del Espíritu Santo y al de las Hermanas de la Cruz, donde estas le cantaron y rezaron en uno de los mucho y bellos momentos vividos en este Viacrucis, como la estrechez de la calle Santa Ángela de la Cruz, la llegada a San Pedro y el Salvador y la inmediaciones de Catedral, con una vuelta que retomaba la estrechez del antiguo recorrido de la hermanad por San Andrés, calle Cervantes y San Martin.

Muchos fueron también los hermanos que acompañaron al Señor de la calle Feria, en torno a 450 hermanos, siendo la Capilla Musical de María Auxiliadora y al Coro del Maese Rodrigo quienes ponían la nota musical al cortejo. El Señor orante atribuido a Jerónimo Hernández cruzaba el dintel de la Puerta de Palos de la Catedral de Sevilla a las ocho de la tarde, siendo recibido por Monseñor Juan José Asenjo y la autoridad eclesiástica quienes aguardaban la llegada de la imagen al templo catedralicio. Este año era el primer Vía Crucis para la actual junta superior del Consejo General de Hermandades, que preside Joaquín Sainz de la Maza.

Una vez en el interior de la Catedral se rezaban las14 estaciones del Vía Crucis, aplicado este año especialmente por la permanencia de los frutos del Año Jubilar de la Misericordia, «para que la contemplación del rostro de Cristo, todo amor y misericordia, nos lleve a todos los miembros de la comunidad diocesana a ser misericordiosos como Él y a vivir la misericordia como estilo de vida en nuestras relaciones familiares y en todos los ámbitos de nuestra vida, sobre todo con los pobres y los que sufren».

Joaquín Galán.

 
Galería fotográfica de Joaquín Galán: 
 
 





































Publicar un comentario Blogger

 
Top