A paso mudá

 




Otra jornada brillante y que lució como el mismo astro rey, esplendorosa, con temperaturas altas pero que descendieron respecto a jornadas anteriores, de hecho, refrescaría al caer la noche. A las primeras cofradías en echarse a la calle, Los Negritos, la Exaltación y Las Cigarreras el descenso de la temperatura les supuso un beneficio, ya que lo hacían en torno a las tres, con el sol en su apogeo, de nuevo había que destacar el exorno floral de Los Negritos, además la Virgen de los Ángeles lucia su manto recién restaurado sin duda uno de los estrenos de la jornada.

A media tarde era la hermandad de Monte-Sión la que se ponía en la calle desde la Calle Feria para alegría de sus fieles, el Señor de la Oración volvía a lucir la túnica bordada por José Ramón Paleteiro como sucedía en el Vía Crucis del Consejo de Hermandades de este año. Y en la última parte del día salían las hermandades más clásicas, las de la Quinta Angustia, el Valle y Pasión, poniendo la nota romántica y anunciando que pronto vendrían las cofradías de ruan abriendo la cercana madrugada.

Joaquín Galán.



Fotografías: Joaquín Galán:



Los Negritos:




 



La Exaltación:







Monte-Sión:










 La Quinta Angustia:








 El valle:










Pasion:





Las Cigarreras:






Publicar un comentario Blogger

 
Top