A paso mudá

 

 
 
La hermandad del Buen Fin celebro su Vía Crucis con su titular cristífero el pasado viernes 31 de marzo, el comenzaba a discurrir en torno a las ocho y media de la tarde por su feligresía. La imagen fue a visitar a las hermandades de la Soledad y del Dulce Nombre que residen en la vecina parroquia de San Lorenzo, así como a la hermandad del Gran Poder, también vecina de la collación, la entrada se producía sobre las diez y media de la noche, hay que destacar que el Cristo fue llevado por los padres y madres del Centro de Estimulación Precoz a la salida y por la Junta de Gobierno en la última estación.



Joaquín Galán.

Fotografías: Joaquín Galán: 
 
 




Publicar un comentario Blogger

 
Top