A paso mudá

 



Como es tradicional, la Divina Pastora de Capuchinos salía en el último domingo de mayo, desde su sede en el Convento de Capuchinos muy cerca de los antiguos vestigios de la vieja muralla de Sevilla en los alrededores del barrio de la Macarena.

Esta antigua corporación y devoción se funda a principios del dieciocho, siendo la Virgen coronada en el año 1.921, obra de José Fernández Guerrero de 1.802 sustituyendo a la anterior imagen de Cristóbal Ramos que esculpió en 1.795, el Divino Pastorcito es obra en barro policromado de Cristóbal Ramos. El paso, obra de 1956, sigue en su fase de restauración por el restaurador Enrique castellanos y que este año ya vemos el frontal totalmente dorado.

El paso lo mandaba Francisco Carlos Valdés Ruiz, realizándose la difícil salida de forma impecable, estando la banda de Música de la Cruz Roja de Sevilla al frente del acompañamiento musical. A la divina Pastora la acompañaban en el cortejo otras devociones como las de la Pastora de Cantillana y Araceli, además de los frailes Capuchinos.

Joaquín Galán.

Fotografías: Joaquín Galán: 
 
 









 





Publicar un comentario Blogger

 
Top