A paso mudá

 



Como cada segundo domingo de mayo, fiel a su cita la Virgen del Dulce Nombre de Alcalá de Guadaíra bajaba la rampa de la céntrica Iglesia de San Sebastián en donde radica para encontrarse con su pueblo un año más. La procesión daba comienzo a las ocho menos cuarto de la tarde recorriendo este año las calles de San Sebastián, Gutiérrez de Alba, Canalejas y Méndez, San Sebastián, Plaza de la Almazara, Mairena, Plaza del Barrero, Mairena, La Plazuela, Plaza de Cervantes, La Plata, Sol, Pérez Galdós, Gutiérrez de Alba para entrar poco después de las once de la noche, estando acompañada musicalmente por la Banda de Música Nuestra Señora del Águila.

El paso, de madera dorado tallado y de estilo neobarroco, fue realizado en los Talleres de José Martínez en los años cincuenta, este año se estrenaban dos jarrones laterales y que son reproducción de los que están situados en la peana de la Virgen los cuales se han restaurado y dorado. Tanto la virgen como el Niño Jesús son obra de obra de Manuel Pineda Calderón del año 1937, en un principio iba a ser la reposición de la perdida Virgen del Águila, patrona de la localidad, pero finalmente recibió culto en la Iglesia de San Sebastián en donde un grupo de devotos formaron esta corporación de gloria en los años cincuenta.

Joaquín Galán.

Galería fotográfica Joaquín Galán:













Publicar un comentario Blogger

 
Top