A paso mudá

 



Un año más y como es tradicional la patrona alcalareña sale con los últimos rayos de luz que le bañan el rostro en el día de la Virgen, el 15 de agosto, esto sucede minutos antes de las nueve de la tarde cuando la Virgen cruz el dintel gótico de su Santuario.

En el cortejo va representadas las hermandades alcalareñas así de sus sus grupos jóvenes y las autoridades de la localidad, con su alcaldesa al frente Ana Isabel Jiménez, este año la cuadrilla elegida para portar a la devoción más venerada de Alcalá de Guadaira ha sido la que saca el paso de duelo de la Virgen de la Soledad, comandada por Rafael Bonillo.

Como siempre la Virgen lucía un exuberante exorno floral a base de jazmines que le dan una particular aroma e impronta, sobre todo nada más salir cuando impregna su explanada con un familiar olor a jazmín a la caída de la tarde.

Abriendo paso como cada año estaba la Agrupación Musical Santísimo Cristo de la Bondad de la Hermandad de la Borriquita, interpretando a la salida “Reina y Protectora” de Estaban Fernández Suarez dedicada a la hermandad del Águila, siendo la Banda de Música Nuestra Señora del Águila, tras el paso de la Virgen.

El recorrido fue el habitual, Cuesta de Santa María, El Derribo, Herrero, Nuestra Señora del Águila, Plaza de Cervantes, Alcalá y Orti, El Derribo, cuesta de Santa María y entrada en su Santuario lo que sucedía en torno a la una de la madrugada.

Joaquín Galán.

Fotografías: Joaquín Galán:





 




















Publicar un comentario Blogger

 
Top