A paso mudá

 

Una corona de Amor, así reza el lema con el que Monseñor Juan José Asenjo pidió a la corporación Salesiana Alcalareña que tomaran para la ocasión, le pedía austeridad y un acto cargado de contenido evangelizador. Y de esa manera fue, todo medido y perfectamente organizado, tres días antes la virgen realizaba un Triduo Itinerante preparatorio por la localidad, en unas andas cedidas por la Hermandad del Rosario tan vinculada a María Auxiliadora, primero en la Parroquia de San Agustín, al día siguiente en San Sebastián para finalizar en Santiago, la Bella imagen que tallara José Alarcón era colocada en esta última parroquia en su paso procesional y en la mañana del Sábado salía poco antes de las diez para recorrer los poco más de 500 metros hasta la explanada del Teatro Riberas del Guadaíra a los pies del Castillo en un bellísimo enclave.


Eran las once menos diez de la mañana y María Auxiliadora ya presidia el altar para su coronación tras ella un gran dosel azul y la imponente figura de la muralla del Castillo, tras la entrada de las autoridades locales con su alcalde a la cabeza Antonio Gutiérrez Limones lo hacían los sacerdotes del acto con Monseñor Asenjo, todo comenzaba a la hora prevista, las once de la mañana. Además estaban todas las hermandades alcalareñas presentes así como representaciones venidas de las casas salesianas de Andalucía, Extremadura y Canarias, siendo los padrinos de la Coronación los hermanos de San Juan de Dios, y la obra social el proyecto Samuel.



Y como no, muchas han sido las ayudas y colaboraciones con la hermandad salesiana, como la de la Archicofradía de María Auxiliadora de Málaga, que cedía un juego de 10 varas con el anagrama de María y un banderín pintado con una imagen de Don Bosco además de una gran cantidad de Banderas, colgaduras, banderines, banderas con la imagen de María Auxiliadora, la Hermandad de Nuestra Señora del Águila, que cedía material ornamental y litúrgico para la eucaristía de Coronación, la Parroquia de Santa María y San Miguel aportando más material litúrgico, la Agrupación Parroquia de la Divina Misericordia, colaboraba con banderolas con las letanías de la Virgen, la Hermandad de Jesús, aportaba los candelabros del paso de San Juan para las andas del triduo itinerante, la Hermandad del Santo Entierro también colaboraba con sillas de altar y el arco que decoraba la puerta de la Capilla del Rosario en donde reside la cofradía de María Auxiliadora, y finalmente como ya mencionamos la hermandad del Rosario vinculada a la propia hermandad Salesiana, que aportaba las andas del Triduo Itinerante así como todo lo necesario para la coronación.


La virgen era coronada justamente a las 11:52 prolongándose la ceremonia hasta la una menos cuarto, siendo ya la una del mediodía cuando se disponía a regresar la virgen de vuelta a la Iglesia de Santiago para salir por la tarde en procesión gloriosa, una vez esta abandonaba el reciento del auditorio la esperaba la Banda de Música Nuestra Señora del Águila y que le tocaba por vez primera en la calle la marcha Madre Auxiliadora Coronada compuesta por Jesús Navarro Muñoz, entrando en iglesia a las dos y diez.









Joaquín Galán



Galería fotográfica de Joaquín Galán:






























Publicar un comentario Blogger

 
Top