A paso mudá

 



Jesús Nazareno, la gran devoción de Alcalá de Guadaíra, sale a las dos de la madrugada, desde la Iglesia de Santiago, con un cortejo de casi ocho cientos nazarenos, vistiendo túnica de cola y antifaz de color negro, con cinturón de esparto. Este año se estrenaba órgano en la parroquia y la coral polifónica de la hermandad cantaría canciones dedicadas a la Hermandad en la salida. 

Fueron “Los judíos”, ya que asi se le llaman popularmente en Alcalá a la guarnición romana que acompaña al Nazareno y que el Jueves Santo pregona su salida por la localidad con el típico “revoleo de la bandera”, quienes llaman a las puertas de la iglesia para que comience la noche mágica de Alcalá para que el Señor su Virgen y el discípulo amado suban al Calvario Alcalareño de Oromana.

La cofradía se recogía pasadas las diez y media de la mañana, con una gran multitud que la acompaña desde la Plaza del Duque pasando por el ayuntamiento, hasta su entrada, produciéndose una gran pedalada como cada año por su calle Herreros. 

Joaquín Galán.

Galería fotográfica Joaquín Galán:





Publicar un comentario Blogger

 
Top