A paso mudá

 




La localidad sevillana de Marchena vivió el domingo pasado, 18 de septiembre, lo que sin duda será recordada como una jornada histórica, poniendo en sus calles una gran parte del patrimonio devocional que alberga esta bella localidad y que tan bien ha sabido conservar una Semana Santa romántica y que añoramos en otros lugares.

Esta jornada comenzaba con un pontifical que presido por D. Juan José Asenjo Pelegrina, arzobispo de Sevilla, a las 11,00 horas en la Iglesia Matriz de San Juan Bautista. Por la tarde, un total de nueve pasos hicieron su salida en procesión por las calles del pueblo, acompañados por Simpecados y representaciones.

Marchena celebraba el 400 aniversario del ‘Voto de Sangre’. Fue en el año 1616 cuando el pueblo juró una solemne promesa con la que se obligaban aquellos que la realizaban a defender la Concepción Inmaculada de la Virgen María, hasta el derramamiento de sangre, si fuese preciso.

El fondo histórico es el siguiente:  La Hermandad de San Pedro Advíncula de Sevilla, el 19 de junio de 1616, organizó una magna procesión a la Catedral con una imagen y allí celebró Solemne Misa, donde hicieron juramento de sangre para “defender hasta la muerte” el misterio de la concepción sin mancha de María. 

Fue el 30 de junio de ese mismo año en que los sacerdotes de la Hermandad de San Pedro Advíncula de Marchena hicieron el voto de la concepción en la “forma y las capitulaciones” que lo hizo la Hermandad de San Pedro de Sevilla, y mandaron que fuesen a dar noticias al Arzobispo de Sevilla y que les diera licencia y santa bendición para poder celebrarlo. La diferencia es que en dicha celebración no solo concurrió y juró el clero, sino el Duque y los caballeros de la ciudad. Ya esa tarde tuvo lugar una gran procesión por las calles de la Villa.

La imágenes Marianas que han participado son las siguientes:

La Virgen de la Merced (Asociación Madre de Dios de la Merced), desde el Complejo Parroquial Madre de Dios de la Merced, acompañada por la Banda Municipal de Fuentes de Andalucía. Es obra del escultor marchenero Marco Antonio Humanes una obra contemporánea del 2012.












La Virgen del Pilar (Corte de Honor de María Santísima del Pilar), acompañada de la Banda Nuestra Señora del Valle de Burguillos.A lo mandos de Antonio Santiago y saliendo desde La iglesia, situada en el antiguo convento de San Agustín.










La Virgen de la Palma (Hermandad de Nuestro Padre Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén), acompañada de la Banda Amueci (Agrupación Musical Ecijana) de Écija, la cual también reside en San Agustín, una obra de candelero del Siglo XVIII, de autor desconocido.












La Virgen de los Dolores (Hermandad del Señor de la Humildad), acompañada de la Banda de Música Castillo de la Mota de Marchena, saliendo desde el Franciscano Convento de Santa Clara, una imagen vinculada a imagineros sevillanos de finales del S. XVIII, o inicios del S. XIX. de su autor desconocido pero que hereda estilos y formas dieciochescas de maestros anteriores.









La Virgen de la Piedad (Hermandad del Dulce Nombre de Jesús), acompañada de la Banda Municipal de Mairena del Alcor, saliendo desde la Parroquia de San Sebastián. 


















La Virgen de la Esperanza Coronada (Hermandad de la Vera Cruz), acompañada de la Banda Virgen del Castillo de Lebrija, saliendo desde la Capilla de La Santa Veracruz, siendo una obra esta del siglo XVII y se atribuye al círculo de Juan Martínez Montañés.





 






La Virgen de las Lágrimas (Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno), acompañada de la Banda de Música Maestro Tejera, la cual salía desde La Iglesia de San Miguel, siendo una obra de Manuel Gutiérrez Cano del año 1860, con la particularidad que el palio perteneció a Hermandad Sevillana de San Esteban.











La Virgen de las Angustias (Hermandad del Cristo de San Pedro), acompañada por la Banda de Música Villa de Marchena, que salía desde Santo Domingo cuyo autor es Gabriel Astorga Miranda, hijo de Juan de Astorga que la realizó entre 1850 y 1870.











La Virgen de la Soledad (Hermandad de la Soledad), acompañada por la Banda de Música de las Nieves de Olivares, obra realizada en 1570 por Gil Muñoz, vecino de Marchena, y que salía desde la iglesia de Santa María de la Mota, un importante templo gótico-mudéjar del siglo XIV, el más antiguo de Marchena.









La Asociación de la Medalla de la Milagrosa, fue representada con su estandarte en el cortejo de la Virgen del Pilar, la Hermandad del Rocío de Marchena procesionó con su Simpecado, acompañado al son de tres tamborileros, y la Hermandad de San Isidro Labrador hizo lo propio con su estandarte corporativo.


La procesión contó con dos tramos de carrera oficial. En primer lugar el comprendido entre calle San Juan (A la altura de la calle Cilla) y Miguel de Cervantes, incluyendo la Plaza Cardenal Spínola y calle Doctor Diego Sánchez. La primera asociación llegó a ese pinto a las 19,00 horas. La segunda carrera oficial se desarrolló en la plaza de San Andrés y calle Las Torres, finalizando en los Cantillos.

El acto de renovación del juramento se produjo en la Plaza Cardenal Spínola, epicentro de la celebración, en la fachada principal de la Iglesia de San Juan Bautista, que estuvo presidida por la imagen de una Inmaculada de la misma Parroquia. A su paso, los hermanos mayores, rectores y presidentes de las distintas hermandades y asociaciones, en nombre de su Corporación, juraron defender la Concepción Inmaculada de María. En esa zona se dispusieron unas 700 sillas para poder seguir de manera más cómoda las dos horas y media aproximadamente de paso de todo los cortejos.

 Joaquín Galán.

Publicar un comentario Blogger

 
Top