A paso mudá

 



Nuestro Padre Jesús Cautivo de San Ildefonso realizó un Vía Crucis de carácter extraordinario por las calles del casco antiguo de la ciudad, con motivo del 175 aniversario de la reconstrucción del templo de San Ildefonso. Es la primera vez que esta imagen con tanta devoción sale en un paso procesional, lo hizo en el paso de San Juan Bosco, cedido por los Salesianos de la Trinidad estando además musicalmente por la Escolanía Salesiana de María Auxiliadora.

Muchos eran los fieles, y devotos asiduos al Cautivo los que se congregaban en su salida, así como en el interior de la iglesia que estaba abarrotada, nada más salir el Señor saludó a las monjas que residen frente a él, en el Convento de San Leandro, también visitaría a las hermandades de la Redención y San Esteban, además de la Casa de Pilatos.

Esta es una imagen de gran devoción en Sevilla y que llegó a San Ildefonso el 7 de febrero de 1909, ocupando el retablo que antaño se ubicaba el Cristo del Calvario hasta 1908, en ese año se marchó a la capilla de San Gregorio para posteriormente llegar hasta la iglesia de la Magdalena en donde reside hoy en día. El Señor Cautivos es una obra anónima del siglo XVIII, a la usanza del Cautivo de Medinaceli de Madrid, luciendo peluca natural también como la obra madrileña.

Aunque ha sido la primera que se ha visto al Cautivo en un paso ya salió en andas en el Vía Crucis de la Pía Unión del 13 de febrero de 1959, llegando hasta el templete de la Cruz del Campo, también durante las Misiones Generales de 1965, llegando hasta el barrio del Porvenir, por lo que sin duda se trata de una ocasión histórica.

Joaquín Galán.

 
Fotografías: Joaquín Galán: 
 
 




 

 

 



 

Publicar un comentario Blogger

 
Top