A paso mudá

 

En la noche del pasado Domingo y como cada año el Señor de Las Penas de la Hermandad de San Roque ha realizado su Viacrucis interno a la conclusión del Besapiés, esto se producía tras la eucaristía de las ocho, siendo acompañada la imagen que tallara Antonio Illanes por hermanos con cirios en unas naves en oscuridad solo iluminadas por dichas lumbres y las que daban luz a su otros titulares el Crucificado de San Agustín y la Virgen de Gracias de Esperanza junto a San Juan que lo esperaban en su altar.

El Nazareno bajaba del Altar Mayor en donde se encontraba para discurrir por la nava de la Epístola para alcanzar la nave de la puerta principal y girar hacia la nave del Evangelio en donde acababa el acto bajo la mirada de su Madre la Virgen de Gracia y esperanza. Durante el Viacrucis y sus estaciones estuvo sonado de fondo el órgano con canticos desde el coro. Un piadoso este que sin duda nos acerca aún más a una cuaresma que tenemos ya muy cerca.


Joaquín Galán.
 



Galería Fotográfica Joaquín Galán: 




Publicar un comentario Blogger

 
Top