A paso mudá

 


Cada año la gente del Cerro del Águila se vuelca con su Cristo del Desamparo y Abandono echándose a las calles aledañas a su parroquia para acompañarle en su Viacrucis de Cuaresma entre naranjos ya florecidos, calles oscuras y una feligresía entregada a este Cristo que sale cada Martes Santo en un ambiente muy distinto al vivido en la noche del pasado viernes, de gran recogimiento y primero de la Cuaresma cuando se celebra este culto externo.Con la conclusión del Besapiés el pasado fin de semana al Santísimo Cristo del Desamparo y Abandono, ya solo queda la Solemne Función a Nuestro Padre Jesús de la Humildad, con carácter extraordinario, el próximo día 7 a las 20 horas para finalizar los cultos de la hermandad a la espera de su próxima salida procesional.

Joaquín Galán.

Galería de imágenes: Joaquín Galán 













Publicar un comentario Blogger

 
Top