A paso mudá

 



La Paloma de Capuchinos lucio esplendorosa por las calles Cordobesas este pasado sábado en su salida extraordinaria por motivo del LXXV aniversario de la bendición de la bella imagen de la virgen que reside junto el emblemático Cristo de Los Faroles y que cada Miércoles Santo llena de esperanza a quienes se acercan a contemplarla.

Esta salía de desde la iglesia de la Merced, templo muy vinculado a la corporación ya que la cofradía inició su estación de penitencia desde aquí saliendo de los años 1942 al 1955, la salida se produjo en torno a las tres y cuarto de la tarde en dirección a la Catedral de Córdoba con los sones de la Sociedad Filarmónica de Pilas, estrenándose tras la dolorosa que saliera de la gubia del imaginero Juan Martínez Cerrillo en 1939.

El traslado a la Catedral se realiza para celebrar una solemne eucaristía de acción de gracias por motivo del LXXV Aniversario de la bendición de Nuestra Señora de Paz y Esperanza, siendo la primera vez en la historia de la hermandad que la Virgen entrase en el primer templo de la diócesis Cordobesa, lo que pasabas pasadas las seis de la tarde, sonando las campanas de la Catedral.

Joaquín Galán

Galería fotográfica de Joaquín Galán:




















Publicar un comentario Blogger

  1. Gran galeria, magnifica!!! Y Bellisima Ella. He podido cumplir el sueño de verla en la calle y en su paso. Y ahora tengo tus fotos para recordar ese momento tan emotivo y tan especial. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias para mí también ha sido muy especial inolvidable

    ResponderEliminar

 
Top