A paso mudá

 



Esta cita es la puerta de la Cuaresma Sevillana, cuando el Señor vuelva la semana que viene y se nos muestre en tierra a los trianeros y sevillanos comenzaran los días grandes de esta ciudad. Poco antes de las ocho de la noche se abrían las puertas de la Capilla de Los Marineros y todo un barrio estaba expectante fuera, eran sobre las ocho y cuarto cuando el Cristo de las Tres Caídas de la Esperanza de Triana cruzaba el dintel de su sede y se adentraba en plena calle Pureza.

Un traslado, este en donde se reza el Viacrucis y se ve el fervor de su pueblo, una gran multitud que lo acompaño en silencio rezándole, recorriendo el trayecto hasta Santa Ana en poco más de tres cuartos de hora, el Señor transitó por la nave del evangelio haciendo una estación frente a Madre de Dios del Rosario para posteriormente subir al presbiterio de la Real Parroquia de Santa Ana en donde tendrá lugar su Quinario esta semana.

Joaquin Galán 
Galería de imágenes: Joaquin Galán


















Publicar un comentario Blogger

 
Top