A paso mudá

 



El Cristo de La Salud del antiguo arrabal Sevillano de San Bernardo ya está subido a su paso procesional, la bella obra que tallara Andrés Cansino en 1699 fue portada en las manos de sus hermanos desde el altar mayor en donde se hallaba en Besapiés hasta donde se había situado el paso en la epístola y junto a su madre la Virgen del Refugio.

Con anterioridad el paso fue trasladado desde la cercana casa hermandad situada en la calle Santo Rey junto a la Parroquia de San Bernardo, el cual venía con la protección de plásticos debido a la tenue lluvia que en esos momentos caía en la ciudad.

Este como de costumbre bordeo la iglesia y vino a subir por el acceso que no tiene escalones y caminó por el lateral de esta hasta la puerta de la nave del evangelio por donde sale la cofradía el Miércoles Santo, una vez se quitó la protección al paso se continuo por la nave central yendo a buscar el lugar en donde es izado el cristo cada año.

En la penumbra el crucificado se elevó con un mecanismo de poleas y cuerdas mientras lo sujetaban dos hermanos subidos al paso que lo fueron a colocar en su sitio asegurándolo y comprobando el mecanismo de izado, y se rezó un padre nuestro en forma de saeta como en otras ocasiones para a continuación llamar al martillo su capataz Manuel Villanueva para conducirlo por la nave central hasta dejarlo opuesto al altar mayor en donde también se encontraba el paso de palio.


Joaquín Galán.



Galería fotográfica de Joaquín Galán:














Publicar un comentario Blogger

 
Top